Crónicas Cinecicléticas – 2ª

FORUNCULISMO Y CARCABOSEO

Sí, confesamos que las primeras rampas serias que atraviesan el valle del Tiétar y la comarca cacereña de la Vera hicieron aflorar una no menos seria crisis de confianza; mientras sufríamos cada pedalada cuesta arriba, surgieron las primeras e inquietantes preguntas en el diálogo interior -siempre incesante- sobre la bici ¿podremos con la empresa perfilada entre sueños? ¿no será demasiado pesado el equipo y altas las miras? Pero después de 3 días y 200km de pedaleo intenso obtuvimos respuesta: cierto que hay exceso de peso pero sobre todo falta de entreno. Ahora las piernas se hinchan y tornean, nos dan seguridad y se desvanece el miedo a toparse con una cuesta en la siguiente curva. Aún así, habrá que seguir apretando los dientes.

2isa

Y el cine por fin apareció… la primera proyección de este viaje sin fecha de regreso fue en Montehermoso (Cáceres) el día 13 de Agosto con una afluencia de público tan numerosa en la plaza principal del pueblo que aún nos frotamos los ojos; todavía hoy recordamos esos grupos de familias sillita plegable en mano que se afanaban por encontrar el mejor sitio para disfrutar de la proyección. Nosotras, entre nervios e incredulidad tratábamos de tenerlo todo apunto, la pantalla, que colgamos del balcón del Ayuntamiento, lo más lisa posible, el sonido equilibrado, al tiempo que alentábamos a los empleados a que apagaran el mayor número de farolas para obtener la oscuridad que antecede al resplandor cinematográfico. Tras una breve presentación a voz en grito explicando quienes éramos, qué hacíamos allí y por qué, se produjo el pequeño milagro tras la timidez inicial de conseguir voluntarias para pedalear el corto y el mediometraje elegidos para día tan señalado. A la hora y media todo había terminado, y mientras recogíamos algunas personas se acercaron curiosas a preguntarnos en privado sobre el proyecto y el viaje, los mismos que no se habían atrevido delante de sus convecinos; de nuevo esa timidez… Pasada la tensión (de la buena) los dos nos miramos y supimos que estábamos haciendo por fin lo que habíamos fabricado en nuestras mentes durante tanto tiempo con tanta ilusión y trabajo y que por fin se hacía realidad; sellamos esa emoción impagable con un abrazo. Cierto es que nada será lo mismo cruzado el estrecho pero sabíamos que habíamos superado la prueba ante un público atiborrado de estímulos audiovisuales.

monteher

En el mes siguiente la voz se corrió y la cinecicleta zigzagueó de un lado a otro de la geografía extremeña sin orden ni concierto, atendiendo a las lllamadas de los ayuntamientos que solicitaban a la cinecicleta en sus plazas: Carcaboso, Alagón del Río, Valdeobispo, Majadas, Navalmoral de la Mata, Torrejón el Rubio, Miajadas, Don Benito (The Rincón Pío Sound), Zurbarán, Valdehornillos, Entrerríos, Vivares, Medellín y Guareña. Sólo podemos hablar maravillas de las gentes de estas localidades, de su hospitalidad y amabilidad para con los nómadas del cinematógrafo a pedales, nos han tratado como a reinas, nos han reforzado el ánimo y el monedero, llenado las alforjas de vituallas y de anécdotas el diario. Necesitamos de las personas para que este viaje se desarrolle felizmente, somos un punto fragilísimo en la carretera y necesitamos de sus cuidados y por ahora no puede ir mejor; ¡¡¡afortunadas que somos!!!. Pero siempre hay excepciones, Todos los ayuntamientos mencionados han colaborado económicamente con el proyecto, cada uno en la medida de sus posibilidades, nos han proporcionado un techo para dormir, cariño y una cenita la noche de la proyección excepto Don Benito y la concejalía correspondiente que mareó la perdiz, haciéndonos perder el tiempo, menos mal que estaba el gran YIYE ¡gracias majo! que nos ofreció el garito rockero de referencia en la región (The Rincón Pío Sound) para proyectar y vivir una gran noche. También el alcalde de Medellín quiso torpedear la cinecicleta negándonos incluso un lugar donde proyectar, menos mal que entre nuestros anfitriones (la asociación “Muevellín”) y el presidente del equipo de fútbol local (Chico) que nos cedió el campo de fútbol (C.D. Metelinense) pudimos hacer realidad la más pintoresca de las proyecciones hasta ahora. Curiosamente localidades importantes como Don Benito, Mérida, Trujillo o Villanueva de la Serena se comportaron con el mismo patrón, se mostraban muy interesados por ofrecernos a su conciudadanos, pero lo querían gratis… que cada una saque su conclusión, nosotras ya la tenemos.

IMG_0787

campo

Dedicamos capítulo aparte a Carcaboso, a su maravillosa alcaldesa Lorena Rodriguez y a su grupo municipal que además de tratarnos maravillosamente bien entre otras cosas hizo realidad uno de mis sueños , que era proyectar en una plaza (inefable pueblo este) sin ayuntamiento, ni cuartelillo, ni iglesia; sí sí, esa maravilla existe en territorio patrio, y me di el gustazo de gritar (grito ahogado) en medio de dicha plaza: “Ni dios, ni patria, ni rey… ni marido”. Gracias especiales también a Juan Carlos Herrero residente en Carcaboso y amigo desde ahora que además de acogernos una semana en su casa, nos cedió generosamente todos los contactos disponibles de su agenda ¿millones? Para conectarnos con los ayuntamientos de la zona. Gracias Carcaboso, a Lorena, a Juan Carlos y a todas aquellas que os habéis cruzado en nuestro deambular extremeño haciéndonos tanto bien. ¡Así da gusto ser vagabundo!

Carcaboso

Atención a las banderas que ondean en el Ayuntamiento

Pero no todo iba a ser tan fluido. La vida te regala pero también se cobra sus peajes, y como en todo viaje éste pone a prueba tu entereza, contigo y con las demás. Apareció en escena un nuevo amigo, un acompañante indeseado y no invitado a la fiesta; nada más y nada menos que un forúnculo (aún estoy buscándole el nombre adecuado) juguetón que vino a alojarse en mi isquión izquierdo, vamos en la parte del trasero que apoyas en el sillín. Aunque ya compañeros en Madrid meses antes de la partida, el genuino ”grano en el culo” (por fin y ¡a qué precio! comprendo el verdadero significado de la expresión) no se manifestó en toda su dimensión hasta que lo puse a prueba en las largas horas de pedaleo. Después de terminar unas cuantas jornadas apoyándome en el sillín sobre el lado sano, renegando de la bici por el dolor concluimos que el problema era serio y que merecía atención; acudimos a médicos, a tratamientos convencionales (antibióticos), alternativos (árbol del té, ajo), de sentido común (reposo), y por último intento una visita a urgencias de un hospital con la esperanza de que la cirugía acabara con el asunto, pero nada, mi nuevo amigo se empeña en recordarme que me quiere y que no nos separaremos tan fácilmente. Sólo espero encontrar la solución antes de entrar en África. Mi error fue menospreciar al “colega” antes de salir y lo estoy pagando ¡Ja!

K

cigu

Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s